viernes, 13 de noviembre de 2009

LA ODISEA DE TELEPUNQUIN.COM......5 PARTE



NOS CUENTA DE NUEVO LOLA.



Podría estar contenta, si no fuera por los abusos que cometen las empresas de servicios, aprovechando el poder que les otorga el saber que estamos en sus manos, al que parece que nadie pone freno.


Os diré porque estoy contenta. Según iba caminando el otro día, ya en las afueras del pueblo descubrí todo un gimnasio al aire libre. ¡Es fantástico! Mantenerse en forma es primordial. No creáis que soy un vejestorio, ni mucho Menos. Me conservo bastante bien, pero estoy dispuesta a mantener todas las cosas buenas que Dios me ha otorgado durante todo el tiempo que me sea posible.



Pero hay cosas que no te permiten tener toda la paz que tu persigues.



Ya os había hablado de Endesa ¿verdad?, recodareis que pretendían cobrarme un recibo que da escalofrío. Pues siguen haciéndolo. Después de la atención que recibí de la (atención) al cliente, a la mañana siguiente cogí el autobús y busque una oficina de Endesa. Me atendió un empleado competente, miró el recibo y me pidió que le llevase la lectura real, porque en aquella cifra debía haber algún error, si no es que fuera un establecimiento, porque parecía improbable que ese consumo pudiera corresponder a un domicilio particular. Aquello me tranquilizó. Por la tarde, con la cifra apuntada en un papel me dirigí de nuevo al local, pero ya no atendía el mismo empleado, había un chico joven que ya estaba por la mañana, pero entonces se encontraba solo. Estaba llena la sala, todos calladitos sin decir ni pío. El empleado tenía cara de estar por lo menos enfadado. Llevaba más de media hora esperando y todavía quedaban delante de mí al menos cuatro o cinco personas, pero ni pío.



Entonces el empleado entró al despacho contiguo y salió con un cigarrillo en la mano, y sin disculparse siquiera salió fuera a fumar. Que benditos que éramos todos, allí en silencio, sin protestar, casi no me lo puedo ni creer, pero os aseguro que es verdad. Cuando terminó su cigarrillo, entro y empezó a atender de nuevo.


Al fin me toco y comencé a contarle la misma parafernalia que le había contado a su compañero por la mañana, le entregué la lectura, cogió el recibo y lo miró, lo volvió a remirar, entro vía a Internet, donde imagino se podía mirar el consumo. Solo decía:


-no lo entiendo, no entiendo, pero como si hablara solo. Volvió a entrar al despacho contiguo, volvió a salir; al cruzar la puerta soltó un bulgarismo que creo que no me atrevo a decir. Aunque estaba dispuesta a hacerlo. Bueno lo cuento, va el tío y dice. -Estoy hasta la polla. Yo ni pío. Volvió a la mesa y siguió con aquello de: -no lo entiendo, no lo entiendo. Yo la verdad, ya tenía hambre, me estaba mareando, en realidad estaba deseando de macharme, total, el no entendía nada. podría ser que entendiera igual que yo, que no sabía un comino de aquel disparate de factura. Para que tenía que seguir allí, si el empleado del año no sabía nada. Al fin me dijo que me fuera a la oficina que me correspondía.


¡Madre mía!, vaya tarde, al menos me alegraba de escapar de allí.


COMO PODEMOS COMPROBAR, ALGUNAS EMPRESAS NO SE DESTACAN PRECISAMENTE POR SU BUEN FUNCIONAMIENTO. IMAGINO, QUE IGUAL QUE A NUESTRA AMIGA LOLA, LE ESTARÁ PASANDO A MUCHAS OTRAS LOLAS, PEPAS, MARÍAS O LOURDES, AL PARECER AQUÍ NO SE ESCAPA NI EL GATO. ELLOS VAN Y ¡ALA! A AMARGARLE LA VIDA A LAS FAMILIAS. YO ME PREGUNTO. ¿SON INEPTOS?, ¿SE DIVIERTEN DESEQUILIBRANDO A LOS CLIENTES POR JOVI? O SENCILLA MENTE ESTÁN SORDOS Y CIEGOS, QUE EN ESTE CASO TENDRÍAN UNA DISCULPA.


LO SENTIMOS LOLA TODAS LAS PERSONAS HONESTAS, QUE ESTOY SEGURA QUE HAY. PROCURA NO AMARGARTE DEMASIADO.


María.

1 comentario:

mari dijo...

estoy totalmente con Lola,es una pena la de gente incompetente que te encuentras y para uno bueno que hay....en fin Lola,no desesperes todo tiene solución.

Real como la vida misma...

Un abrazo
ANGELA!!!!