domingo, 26 de mayo de 2019

RESPUESTA... DE CARMELA PORTILLO...

                                               descubre cómo emiten luz las luciérnagas
                                                           muyinteresante.com.mx

En las noches claras
del cálido invierno,
las luciérnagas inquietas
corren por mi costado
impregnando mi cuerpo
con su atrayente luz.

Juguetean mis manos
con una rama de olvido...
Y Dios de vacaciones...
Y, durmiendo la vida, tú.

En un pliegue de mi cerebro
se desmoronan las montañas
y ante mis ojos aparece
¿Jesús en la cruz?

Dolores de parto
anuncian la llegada
de unos hijos
que anteayer me engendraron...
Y Dios de vacaciones...
Y, llorando la vida, tú,

No hay desván
donde esconder la ira,
ni tierra prometida
donde sepultar mi dolor.

El llanto de mis vástagos alumbrados
perturban mi morada
y el néctar de mis pechos
ya se secó.

Torrenciales diluvios
Desolaron mi paisaje.
Ya feneció la vida.
Y con ella mi deseo.

¡Y Dios de vacaciones!
Y, en un sempiterno duermevela, ¡tú!

Carmela Portillo Esteban.

viernes, 17 de mayo de 2019

MIRATGE?... TRADUCCIÓ DE AURÈLIA PRAT...

                                          Detrás de un espejismo by Nere... goodreads.com


Pregunto a vegades si la vida és un somni,
llum del cel, una cançó perduda.
Un bosc amb les fulles ja caigudes.
La remor suau d'un riu en cascada.

No existeix la calma en el mar, querquè ells
moren en vaixells buscant noves
fronteras, desencadenant onades atrevides.
I més que un somni és un malson.

On som? Quina frontera impedeix

circular en calma, tocar una estrella,
veure el món en colors de l'arc del cel,
i trencar amb el gris dels homes grisos.

Pregunto, a vegades, si la vida és un somni,

 si són miratges la teva cara i els teus ulls.
Si també la mort és un somni, i no es veritat.
A les hores... què és aquest amor que recordo?

María.

miércoles, 15 de mayo de 2019

GRACIAS PAJARILLO...

                                      Sus alas traspasan las nubes
Ya están concluidas todas las presentaciones pajarillo. Enredadas en la ilusión nos fuimos a Granada, esa Granada querida que no nos ha dejado en el olvido, que deja intuir en sus calles, esos versos nunca olvidados de Federico Garcia Lorca. El clamor emana desde el suelo y baila sobre sus calles reivindicando el homenaje perenne hacia un ciudadano tan querido.
Los abrazos recibidos calientan el alma, que no solo el cuerpo.
Son muchas las personas que he vuelto a ver y he experimentado, esa sensación de alegría de volver a reencontrarme con una parte de mis afectos. Son tantas como os digo, pero por nombrar algunas, me traslado a Moraleda, ese pueblo que dejó huella en mi pequeño baúl. Allí encontré a Carmen Montero, una alcaldesa querida por el pueblo, una alcaldesa que ama su tierra y lucha por ella.
Loli, que con su buen hacer, deja ver la parte más valiosa del ser humano: luchadora y entrañable nunca tira la toalla.
Encuentros inesperados y los muy buscados me dibujaron un mapa difícil que escape de la memoria.
En Lecrin, Álvaro, principal protagonista de la mejor acogida que se pueda desear, y unas amigas, ya conocidas y entrañables que tengo entre mis afectos. Circulando por allí, un Álvaro llunior, magnifico capitán que llegó a buen puerto con una rosa en la mano. Y una Ana Luna que posee la luz más radiante que la de verdad. Intentando poner orden, estaba Ana Belén que le costaba controlar  el ímpetu que de natural tienen los niños de corta edad.
El calor de la acogida es algo tan entrañable, que recuperaré cuando sienta las manos frías.

regresamos contentas sobre esas vías que permiten tanta rapidez. En este nuestro pueblo nos esperaba la última presentación. Organizarlo todo nos mantuvo activas durante unos días. De nuevo fue hermoso ver la acogida. Escuchar a Juanjo, sus siempre acertadas conclusiones y notar su amistad.
En el aire flotaba el calor, el afecto y la cercanía. Creo, pajarillo que no se puede pedir más.
A todos. Gracias.

María

viernes, 3 de mayo de 2019

PRESENTACIÓN DEL LIBRO... "EL PAJARILLO"... 10 DE MAYO A LAS 18 HORAS... CASAL DE CULTURA...

Un pajarillo que llega al corazón


A veces, en este espacio, se escapó alguna secuencia de este libro. Que una amiga me decía que ya estaba sufriendo por ese PAJARILLO, y yo le decía. No sufras, que es como la vida misma y nada más. Han ido pasando los días y el PAJARILLO, prudente, discreto, esperaba su oportunidad para echar a volar, para llegar a algunas manos que le quisieran, y pudieran experimentar esa emoción que siente muy dentro el PAJARILLO.
Ahora es su oportunidad, ya llegó la hora de volar, de entrar por vuestros ojos y, espero que llegue a vuestros corazones.
Si ha permanecido a la espera, será porque el momento es ahora propicio. No sabemos el por qué de las cosas, si están escritas, ahí colgadas en el espacio infinito esperando su momento, manejadas por unas manos invisibles que acarician el tiempo. Y mientras tanto, dejamos pasar los días confiados, en que esos hilos, fabriquen una capa protectora que extienda bajo nuestros pies un camino transitable, y ligeros como el viento sepamos volar muy alto, casi rozando las nubes.

¿Para qué os cuento todo esto?, porque ha llegado el momento de presentar el libro de una manera formal, como se hacía hace muchos años para presentar a las chicas de 18 años en sociedad.
Se presenta en la sala de María Feliu en el Casal de Cultura de la calle Nemesio Vall de Barberá del Valles, a las 18 horas del día 10 de mayo.
Estará presentado por Juanjo Rodriguez, el mejor presentador que podría tener.
Si queréis conocer al PAJARILLO, os esperamos. 

María

lunes, 15 de abril de 2019

CUENTOS DE DANIEL, NICO Y TEO...

niños felices caritaturalm...

He ido a Canarias en avión. Es divertido, te subes, te sientas con los papis y cuando menos lo esperas, el avión sube para arriba como un cohete. Yo no iba preocupado, porque sé que los papás se ocupan de todo, entonces yo no tengo que preocuparme de nada. Cuando llegamos al aeropuerto nos estaba esperando alguien que pensé que sería un tito, porque parecía que se alegraba de vernos. Papá también se alegró de verlo a él. Mamá también. Y yo pensé, pues yo también me alegro, porque además parecía muy simpático. Nos llevó al hotel y fuimos a una habitación, que aunque no era la nuestra, tenía cama y todo y parecía cómoda y yo podía dormir con mis papás. Luego bajamos al comedor y me comí un plato lleno de fidegua que estaba rica. Mientras comía, hicimos una llamada con el teléfono a la yaya. Era una de esas que veo a la yaya y ella me dice cosas, me pregunta cosas, y me dice que le de un beso, entonces le mando un beso con la mano y ella se pone muy contenta.
Cuando nos levantamos al día siguiente, nos fuimos por ahí a ver aquel pueblo. Al otro día fuimos a ver a los padres de aquel chico que vino a buscarnos. Creo que se llama Javi y también sus padres son simpáticos.
A la vuelta, yo ya sabía lo que hacía el avión, y también que no tenía que preocuparme de nada.
Cuando llegamos a nuestra casa, la madrina y el padri se pusieron muy contentos, decían que tenían mucha gana de verme. Pero yo también quería verlos, porque con ellos juego siempre y lo paso muy bien.
La guardería ya me gusta. Pero también tengo que decir, que al principio me ponía a llorar cuando veía que se marchaba mamá, y se iba sin mí. Yo me ponía a llorar, y cuando llevaba un rato llorando, la cuidadora se dirigía al teléfono y yo pensaba: ahora llama a mamá, y era verdad porque no tardaba en llegar. Entonces nos íbamos a casita tan ricamente. Pero casi cada día nos parábamos en el parque y jugábamos un rato. Luego en casa seguíamos jugando. Pero cuando llevábamos mucho rato, ya pensaba yo cuando llegaría papá. Estaba todo el rato asomando la cabeza, hasta que escuchaba la llave en la cerradura. Entonces me ponía loco de contento.

Daniel


Estamos de vacaciones y no vamos a la guardería. Estoy contento, sobre todo porque estamos todo el día con mamá. Pero a mí me gusta la guardería, jugamos mucho y lo pasamos bien. Cuando llega la hora de comer, la señorita nos dice que nos pongamos el babe, es para no mancharnos la ropa. Nos sentamos todos los niños y las niñas en unas sillas pequeñas delante de una mesa pequeña. A mí me gusta siempre la comida y a mi hermano también. Él es más pequeño, aunque no sé porque; siempre lo veo como yo.
Hoy nos ha hecho mamá de comer macarrones con mucho tomate y están muy buenos. He empezado a comerlos con el tenedor, pero como tardaba un poco me los he comido con las manos. Mi hermano Lucas decía que me estaba manchando, pero es que me gusta comer así, es porque puedo comer más de prisa. A lucas, le hizo un café mi madre y decía que el que le hace la yaya está más bueno. Entonces gravó un vídeo y le dijo que el que ella le hace está más bueno.
Nos vamos a ir de vacaciones unos días, aunque no sé donde nos iremos. Dentro de unos días es el cumpleaños de mi hermano Lucas, él ya es un niño un poco grande, por eso va al cole de los niños grandes y hace muchos trabajos, y los papás dicen que son muy bonitos. A mí me gusta mucho jugar con él y a Teo también, porque nos hace reír y nos quiere.
Como os decía nos gusta mucho la guardería, cuando ya hemos comido y hemos jugado con todos los niños viene a buscarnos mamá. A veces viene la yaya Pepita, nos sentamos en el carrito y vamos al colegio de Lucas, nos quedamos jugando un rato en el parque, hasta que la yaya nos mira y dice. ¡Nos vamos ya! Vamos caminando hasta su casa, bueno caminando ella y Lucas, porque nosotros vamos en el carro sentados. Nos da la merienda y jugamos un poco hasta que viene a buscarnos casi siempre papá, algunas veces mamá.

Nico





No sé por qué dicen que soy el pequeño, lo dicen mi primo y mi hermano Nico, pero yo los veo igual que yo. Vamos a la guardería juntos, hacemos las mismas cosas, bueno ellos sabrán porque lo dicen.
Ahora es vacaciones y estamos en casa con mamá y eso es muy chulo, todo el día con ella, luego viene papá y ya estamos todos, sin guardería, solo ir a la calle y jugar en el parque. Que yo ya me tiro del tobogán, y me paseo en el columpio, y tengo ganas locas de que empecemos a bañarnos en la piscina, porque lo paso muy bien.
Dentro de unos días es el cumpleaños de mi hermano Lucas, no sé que vamos a hacer, imagino que comeremos muchas cosas, que habrá chuches y un pastel para ponerle velas, creo que serán cinco velas. Yo no sé mucho de eso, pero he escuchado decirlo a mamá y papá. A lo mejor vienen los primos y todo, entonces será un cumpleaños súper chulo. Lucas tiene cinco, pero no sé cuantos tenemos nosotros, Nico igual que yo, porque a Nico lo he visto siempre donde yo estaba.
Nosotros a veces nos pegamos, aunque poco; pero un día en la guardería, un niño empezó a pegarle a mi hermano, yo estaba jugando, entonces levanté la cabeza y vi como pegaban a Nico, me levanté, fui corriendo como un cohete y le di una paliza al niño para que dejara de pegar a mi hermano. Creo que la señorita se lo dijo a mamá. Los papás siempre dicen que no peguemos, pero esto es diferente, no puedo dejar que le hagan daño a mi hermano.
Creo que nos vamos pronto de vacaciones.

Teo


viernes, 29 de marzo de 2019

DEL FUEGO AL HIELO... DE CARMELA PORTILLO

serie "vivir con pasión" Archives-Qu

Yo soy el fuego, el cuerpo y la materia.
Sé amar con furia, con exceso... ¡entera!

Soy el volcán
que con pasión se entrega.

Mis manos son llamas ardientes
que, cuando acarician,
derriten y queman.

Tengo el poder de hacerte volar alto
porque conozco el arte de amar,
majestuoso, eterno, sabio.

Yo sé crear momentos mágicos
que se clavan en tu mente
sin que puedas borrarlos.

Yo sé hacerte llegar
al instante más fastuoso y álgido.

Cuando tu alma se aleja de ti
y te sientes sólo cuerpo,
de éxtasis vibrando.

Yo sé hacer que palpite de nuevo
la voluptuosidad del que estaba agonizando.

Que el que se cree un simple mortal
se crea ahora sobrehumano.

Y me gusta enredarme a ti,
retardando lo que es inmediato.

Que tu corazón tenga el ritmo del mío,
cuando en la locura del placer
nos estamos ahogando.

Yo soy el fuego, el cuerpo y la materia.
También soy hielo puro,
la fría escarcha
y noche congelada.

Soy el cruel invierno
que te hace tiritar
cuando te cubre
con su túnica helada.

Tengo la cabeza bien fría,
en agua remojada,
y con un soplo de mi boca
te convierto en estatua.

Yo soy la lluvia
que sin piedad te empapa el alma.

La que te llena de ansiedad
con la frialdad de su mirada.

Soy sugerente.
No soy primaria.

Porque sé dominar mis instintos,
para que me sientas ausente,
distante... lejana.

Sé perforar tu corazón
y cambiar tu dicha por dolor,
con tan solo el instrumento
de mi palabra.

Yo tengo en una mano el fuego.
En la otra tengo el agua.

Esa soy yo; la ardiente gata.
También pantera malvada,
que con sus largas uñas
araña y mata.

Carmela Portillo 

miércoles, 27 de marzo de 2019

CUENTOS DE ALAN, IRENE Y LUCAS...

rua de carnaval i concurs de disfresses

Cuando yo era pequeño me gustaba entrar el primero a clase y, corría todo lo que hiciera falta para conseguirlo. Mis compañeros hacían igual que yo y competíamos siempre por ganar la entrada el primero. Esto duró el tiempo de ir a preescolar. Mi señorita era entonces la Isa. Cuando empezamos en primero, cambiamos de profesora y ahora se llama Montse; los primeros días, la frofe nos pegaba bronca, diciendo que no éramos niños pequeños y teníamos que entrar andando y no corriendo. La verdad es que nos costó un poco acostumbrarnos a dejar de correr. A mí sobre todo porque me gusta mucho salir disparado. Ahora ya estamos en segundo y por lo menos a la clase entramos tranquilos, si no queremos bronca. Esta profe, al principio se enfadaba un poco porque los niños gritaban y molestaban. Ella gritaba también. A mí me costó adaptarme a la nueva profesora, pero ahora lo paso bien.
Al entrar a primaria, separaron mi clase y a mis dos mejores amigos los llevaron a otra, ¡para mezclar a los niños, decían!!! Al principio a ninguno nos hizo nada de gracia, pero al final, como no nos dejan escoger nada, tuvimos que aguantarnos. De todas formas, podemos vernos y seguimos jugando en el patio. Con el Pau, que es uno de los dos amigos que os decía, hago ingles cada semana, y a veces tenemos un rato para jugar a la consola. Cuando es mi cumpleaños, también es el suyo aunque unos días antes, y algún año lo hemos hecho en el huerto del yayo juntos, así han venido los amigos porque son los mismos.
Mi hermana sigue siendo pesadita, aunque me riñen si se lo digo, ¡pero se lo digo!
Este fin de semana, hemos celebrado el cumpleaños del yayo en la playa. Hemos ido   todos: los titos y los primos. A Daniel, que es uno de los primos pequeños le gusta venirse conmigo a jugar, en vez de irse con los mellizos que son más o menos como él, aunque un poco más pequeños. Pero ellos también corren como Daniel, y también les gusta venir conmigo. Irene y Lucas jugaron al cuatro en raya, un juego que le regalaron al yayo por su cumpleaños.
Ahora ya no os cuento nada más porque me voy a la piscina.

Alan

Este carnaval hemos hecho un festival muy chulo como cada año. Los de mi clase, íbamos vestidos de caballete de pintor, después, en la rúa del sábado nos vestimos de la Gioconda, que es un cuadro muy famoso que pintó Leonardo Da vinci. La rúa era larguísima y nosotros éramos de los últimos. Ese día había venido mi primo Lucas y se apuntó a la rúa con nosotros. Él iba vestido de Batman. Los mellizos iban al lado nuestro en el cochecito. Andamos mucho hasta que llegamos al Ayuntamiento. 
Mi primo Daniel no vino porque estaba en la rúa de Lérida, porque él vive allí. A mí me gusta cogerlo en brazos y a los mellizos también. Lo cierto es que pesan mucho y me dicen que no los coja, pero a mí me gusta aunque estén los tres muy gorditos. También me gusta coger a Lucas, aunque a él ya me cuesta un poco, porque es de grande como yo. Bueno él es un poco más pequeño y todavía no ha cumplido los cinco años. Ahora ya no nos peleábamos como cuando éramos pequeños.
Esta semana hemos celebrado el cumpleaños del yayo en la playa, eso es lo que yo quiero hacer cada año en mi cumple. A ver si este año lo consigo.
En el cole estoy muy bien, tengo muchos amigos y en el patio jugamos mucho. A veces, algunas niñas se ponen a jugar, y si les pregunto si puedo jugar con ellas me dicen que no. Entonces me voy a otro sitio y juego con otras niñas, o niños que me da igual. Pero a estas dos que me dicen que no, no las voy a invitar a mi cumpleaños. 
No solo me gusta el patio, también me gusta mi clase, y la Patri que es mi señorita. Una de las cosas que me gusta mucho son las decubertas, bueno y más cosas que hacemos que son muy divertidas.
Se me olvidaba, estoy preparando la mochila, porque dentro de unos días me voy de colonias.

Irene

Ahora ya no hace casi frío y algunos días nos vamos toda mi familia a la playa. ¿Ya sabéis que somos cinco verdad? A Nico y a Teo les gusta mucho sentarse en la arena y jugar con ella. A mí me gustan mucho las excursiones. Casi siempre nos llevamos comida para estar mucho rato en la playa y jugar todos.
Otra cosa que me gusta son los cumpleaños, y hay muuuchos. Siempre hay algún niño que cumple años. Casi siempre los hacen sus padres en un chiquipark. Entonces, además de comer muchas cosas, podemos jugar con todas las que preparan para los niños.
Los mellizos siguen igual de traviesos, a todos los sitios que llegan: abren los armarios, sacan las cosas, y a veces hasta las tiran al water. De verdad, que son traviesos, traviesos. Ya no solo saben andar mucho, es que corren como una bala. Pero de todas formas los queremos. Ellos a mí me quieren muchísimo y en cuanto se levantan, ya vienen y se ponen pegaditos a mí para que juegue con ellos. Y yo juego, y les hago cosas para que se rían, pero ellos nunca se cansan y a mí me gusta ver alguna vez la tele, y pintar. Pero ellos jugarían siempre conmigo.
El fin de semana fuimos a la playa de Segur y dormimos dos noches en el apartamento. Yo dormí toda la noche en una cama y nadie me molestó. Los demás, no sé yo, porque los mellizos a mis padres no les dejan dormir mucho. Y esa noche seguro que no durmió nadie...., estos chicos son un par de pillines.
Ahora me voy a pintar un rato.
Ahh, dentro de unos días me voy de convivencias.

Lucas