jueves, 27 de mayo de 2010

EL MUÑECO FELIZ.


andalucíaimagen.com

Aquella noche Alonso estaba distraído mientras su madre le daba la cena.

-¿Que te pasa Alonso, te duele algo?

El niño movió la cabeza para decir que no le dolía nada, pero sus pensamientos estaban tan ocupados, que las palabras se habían escondido en un rincón de su cabeza y no las encontraba para responder. Estaba imaginando a Pulgarcito, jugando alegremente con el muñeco. -¡Que traidor! pensaba, después que lo he traído a mi casa, le he metido en mi habitación y le he presentado a mi buen amigo Pulgarcito. Se lo imaginaba en la cabeza del muñeco como lo había visto anteriormente y, una oleada de mal humor le hizo poner cara de enfadado.

-No me puedo creer que no te pase nada, dijo su madre, pero Alonso ni se molestó en responder. En esto entro el padre que llegaba del trabajo.

-¿Que me cuenta hoy mi campeón?, ¿te lo estás comiendo todo?

Tampoco ahora dijo Alonso ni pío, su pensamiento estaba lejos. en realidad no demasiado, ya que estaba justo detrás de la puerta de su cuarto que le impedía ver que estaba pasando. La madre miro al marido haciéndole un gesto como diciendo.

-¡algo le pasa!, pero no dice ni una palabra, a ver si tu lo averiguas.

Terminó Alonso pronto de comer, como si le dieran cuerda, dejando el plato tan limpio, como si hubiera pasado ya por el lavavajillas.

Su padre se dispuso a averiguar que podía estar pasando por la cabeza de Alonso, pero este dijo muy serio.

-Ya me quiero ir a dormir.

-¿Tan pronto?, ¿y sin leer un cuento?

-Si, ya quiero dormir.

Os advierto, que estas palabras son las que Alonso quería decir y, también las que entendieron los padres, pero no imaginéis, que todos vosotros seríais capaces de entender el idioma propio e inventado de nuestro amigo Alonso.

Se retiró casi de puntillas a su cuarto, gesto que por la tarde tanto intrigó a su mamá. Los padres se encogieron de hombros, sin acabar de entender aquella madurez repentina, de ir solo a la cama sin hacerse el remolón, sin pedir nada.

En cuanto se vio solo se fue volando hacia el muñeco que permanecía quieto en el mismo rincón donde lo había dejado.

-¿Donde está pulgarcito?

-Está conmigo, le estoy cuidando.

Alonso cogió a Pulgarcito con tres dedos, como si esa fuera la mejor cuna del mundo, se metió en la cama, arropando a Pulgarcito hasta taparle la cabeza, cosa que molestó un poco a su minúsculo amigo que se quejó aunque de una forma muy débil, claro, siendo tan pequeño, la voz debe ser más o menos como él.

Permanecía despierto cuando entró su mamá a darle las buenas noches.

-¿Estás contento Alonso?

-Si, estoy contento.

La madre salió pensativa de la habitación después de apretar la ropa sobre el cuerpo de su hijo como hacía cada noche.

También entró el padre para darle las buenas noches.

Cuando se quedó sólo, bueno sólo no, porque en aquella habitación estaban muchos de sus amigos. Escuchó muy atento algún ruido que pudiera venir de alguno de sus juguetes. Después de un buen rato el muñeco se atrevió a decir.

-¿Estás enfadado conmigo?

-No se, alo mejor.

-¿Pero que he hecho yo?, tu me has cogido del parque sin esperar que mis amigos vinieran a buscarme, me he quedado ciego durante el camino, seguro que mi pequeña madre, Esther, está muy preocupada porque no me encuentra. Y tú dices que alo mejor estás enfadado conmigo.

LOS DEJAREMOS HABLANDO, PORQUE ES UN POCO TARDE Y ALONSO TIENE QUE DORMIR, HAN SIDO MUCHAS EMOCIONES PARA UN SOLO DÍA.

YA VEREMOS COMO SE RESUELVE ESTA SITUACIÓN, QUE POR LO QUE YO VEO ES UN POCO COMPLICADA.

YA NOS CONTARAN OTRO DÍA SI ALONSO QUIERE SEGUIR GUARDANDO EL SECRETO.

María.
OS RECUERDO LA SECCIÓN LITERATURA.

6 comentarios:

Mary dijo...

Yo entiendo ha Alonso perfectamente,

-Mary te pasa algo??y Mary mueve la cabeza sin soltar prenda.
-Mary estas enfadada??no,me voy a dormir.

Seguro que llegan a un entendimiento y seran buenos amigos,haber que pasa.

Un abrazo¡!

Maria Naranjo dijo...

A mi me tiene intrigadísima Alonso. Parece un niño muy bueno. Lo que tenga en su cabecita, lo tendremos que descubrir poco a poco.
Un beso Alonso.
Maria.

Maria Naranjo dijo...

Os recuerdo que estoy esperando vuestras recomendaciones de libros.
hoy yo os hablaré de uno de aquellos libros, que después de leerlo no te olvidas de él por mucho tiempo que pase. Trata de una doctora norteamericana, que a raiz de una investigación sobre los aborígenes de Australia, es invitada para recibir un premio por labor.
El premio que recibe nada tiene que ver con lo que ella esperaba. Por el contrario, vive una de las experiencias mas apasionantes de su vida. Su aventura vivida en el desierto, le hará comprender una de las cosas que la sociedad parece haber olvidado. nuestra unión con la naturaleza.
Si podéis, no dejeis de leer este libro extraordinario.
Besos para todos.
María.

Luis dijo...

El muñeco feliz va adquiriendo proporciones. En esta segunda parte hay personajes nuevos, como este Alonso. A mi me hace pensar en la infancia, tanto mía como la de mis hijos. Esas cosas que son tan espontáneas que enternecen, pero que a su vez hay que estar muy atentos si queremos trasmitir toda clase de valores.
Tus cuentos son fantásticos María.

En le sección libros:
Hoy quiero recomendar un libro que hace reflexionar. Es muy interesante y no tardareis demasiado en leerlo.
"EL CABALLERO DE LA ARMADURA OXIDADA".
Saludos.
Luis

superpaez dijo...

Hola María,
le preguntaré a Alonso cómo continuar la historia... nosotros ahora tenemos otra amigo en casa que se ha unido a las aventuras de Pulgarcito y es Pinocho. La última vez estaban los tres en la barriga de una ballena, jajajaja.
Seguro que a Alonso se le pasa el enfado y no se siente tan celoso, si viene Alicia a jugar con él. De momento no le gusta compartir sus cosas, pero con el tiempo aprenderá que uno es más feliz si comparte sus juguetes, sus amigos, sus sentimientos,etc.
Respecto a recomendar libros, yo disfruté mucho con la lectura de "11 minutos" y "El Zahir" de Coelho. Me gusta mucho su manera de profundizar en los sentimientos de las personas y las sensaciones que te despierta a medida que vas leyendo.
Besos.
Alonso y Eva

Sol dijo...

Me gusta ver de nuevo elmuñeco feliz, y también los nuevos personajes que aparecen. Os diré un secreto, aunque ya soy grandecita leo muchas veces cuentos, aunque la verdad es que ahora tengo poco tiempo.
mil besos para todos.
Sol