martes, 11 de mayo de 2010

EL MUÑECO FELIZ...SEGUNDO CAPÍTULO





andalucíaimagen.com


El muñeco feliz estaba aturdido, no veía nada, no escuchaba nada, era como si estuviese metido en un recipiente.


Alonso entró en la casa muy silencioso, tanto que su madre se extraño de verlo, porque incluso andaba de puntillas, como si no quisiera hacer el menor ruido.


¿Porqué entras tan sigiloso?


Alonso se quedó rígido, mirando a su madre, como si esta le hubiese pillado en una falta, le miro con sus ojos azules, de esos que lo trasparentan todo de tan claros y no supo que decir. Se encogió de hombros y de puntillas, cauteloso y con cara de pillo se metió en su cuarto.


-Pero Alonso, ¿es que hoy no meriendas?


-Ahola no.


La madre continuó con su tarea de planchar la ropa que tenía entre las manos, movió la cabeza y sonrió.


Alonso entró en su habitación y cerró la puerta, cosa poco usual, ya que nunca quería estar solo.


-Se está haciendo mayor pensó su mamá.


Nuestro amigo de los rizitos y ojos azules, se fue a un rincón del cuarto y sacó con mucho cuidado el muñeco.


-Uff, que alivio, ya veo, ¿pero donde estoy?


El Muñeco Feliz miraba con atención a su alrededor. Aquella no era su casa, no estaba su pequeña madre, ni Laura ni Rafa a la vista.


¿Pero que ha pasado aquí?


Entonces vio a Alonso, un niño pequeño con los ojos azules le miraba fijamente.


-¿Tú quien eres?


El niño dio un respingo y se apartó un paso para atrás, lo miraba con los ojos muy abiertos, la boca, dibujando una o tan grande, que parecían por lo menos diez.



-¿Pero tú sabes hablar?, preguntó Alonso en su idioma particular, que mucho le costó a nuestro Muñeco entenderlo con sus orejas bien atentas.


-Anda, pues claro que se hablar, no me estás escuchando. Tú eres un niño pequeño ¿no?


-Yo soy grande, dijo Alonso, algo ofendido, como si ser pequeño fuera un insulto.


-Pulgarcito también sabe hablar.


¿Donde está Pulgarcito?


El niño juntó tres dedos como si sujetara algo.


-Aquí, ¿no lo ves?


Nuestro Muñeco se fijó con mucha atención y entonces descubrió a un niño en miniatura, nunca había visto otro tan pequeño.


Hola, le dijo mirándolo con mucha atención, porque si no lo hacía dejaba de verlo,


¿Como te llamas?


Pulgarcito esperó a que Alonso dijera su nombre, él no estaba acostumbrado, su amigo siempre hablaba por él.


-Se llama Pulgarcito, ya te lo he dicho antes.



Pulgarcito saltó de entre los dedos de Alonso, depositándose sobre la cabeza de nuestro amigo.


El niño estaba enfadado, nunca hasta aquel momento, su pequeño amigo se había atrevido a separarse de él para ir con ninguna otra persona. Alguna vez lo había hecho, pero eso era si él se lo pedía y eso durante unos minutos.


PODEMOS COMPROBAR QUE LAS AVENTURAS DE NUESTRO AMIGO EL MUÑECO FELIZ NO SE ACABAN. ¿COMO PODRÁ ENCONTRAR AHORA A SU PEQUEÑA MADRE Y SUS AMIGOS LAURA Y RAFA?



María



5 comentarios:

Mary dijo...

Seguro que sus nuevos amigos le ayudan y hasta que den con ellos ¿cuantas aventuras nos regalara?

Bueno, esperaremos¡!(que remedio)

Un abrazo.

Olga dijo...

Puedeue que Alonso esconda al muñeco.
Tal vez que su mamá lo encuentre mientras limpia.
Quzá se pase algún tiempo añorando a Laura a Rafa,pero seguro que encuentra una artimaña para volver y hacernos un relato de una nueva aventura.

Esperaremos impacientes.

Mary sigue animándonos con tu simpa´tía.
Saludos compis.
Besitos María.

Sol dijo...

Este muñeco es un aventurero, pero que decir de Alonso, yo creo que es un pillín, porque eso de guardar al muñeco para que nadie lo vea quiere decir muchas cosas. Una cosa me ha gustado de Alonso, que le presente a pulgarcito, asi no estará solo cuando él no este.
La verdad es que a mi me gustan mucho los cuentos.
Mari, dile tu que cuelgue entradas de los otros cuentos, creo que a ti te hace María más caso.
Un besito para todos. Bienvenida Olga, Luis y Rubén.
Sol

Mary dijo...

¿que ami me hace mas caso?, sol,tu no sabes quien es la jefa,menuda es la Sra.Maria....mira te voy a poner la ultima frase que me dijo mi querida amiga Maria despues de una larga conversación sobre sus cuentos y relatos, aunque esa contestación fue bien merecida por la rallada de coco que le hice y esque yo tube las santas narices de recriminarle sobre sus finales de algunos relatos, de ahy que me hiciese amiga intima de Ernestina y esque ella acepta todas las opiniones,como buena escritora que es,criticas buenas y malas,y a una servidora cuando se emociona demasiado se le va la olla completamente y esas criticas casi pasan a ser ordenes y al final de dicha conversacion Maria me contesto...."TU DI,QUE YO HARE Y PONDRE LO QUE AMI ME DE LA GANA" jajajajajajj ¿que te parece Sol?,asi que pierde la esperanza por que la jefa no hace caso a nadie, pero por si sirve de algo yo la hago....MARIA TUS SEGUIDORES QUEREMOS QUE SIGAS CON LOS CUENTOS ANTERIORES EN LA MAYOR BREVEDAD POSIBLE....eha¡¡!! queda dicho.

Un abrazo jigante para todos.

PD.Maria,tu siempre me dices que puedo decir lo que quiera,pues eso,pero de buen rollito eh¡¡¡

superpaez dijo...

Hola María,
Soy Eva, la mamá de Alonso y anoche le leí lo que habías escrito sobre Pulgarcito antes de dormir. Escuchó con mucha atención y estamos deseando saber cómo continúa la historia.
Muchos besos desde Madrid