jueves, 18 de noviembre de 2010

MI VIDA POR UN DÍA CONTIGO

elcaminodelaletra.blogspot.com

las dos figuras se pierden en la lejanía y me apresuro a seguirlas. tienen más o menos la misma estatura. Pero una de ellas es más joven: ¡Dios que guapa es! Su cuerpo posee tal gracia que no puedes quitar los ojos de ella. Siguen un camino largo. Parece que no quieran detenerse, como si desearan recorrer el mundo entero; aquí y ahora. No dejar nada por descubrir. Van cogidas de la mano. Hay momentos, incluso desde la distancia, que parece que se funden las dos siluetas en una sola. Entonces el Hada, o la Mariposa como queramos llamarla se acerca y les susurra algo al oído. Ellas se detienen un momento para escucharla y aceptan con un movimiento afirmativo de cabeza.

-¿No te cansas de seguirlas?, - pregunta el Hada acercándose a mí.

-Las veo tan felices que quiero aprender, percibir al menos una pequeña parte de ese sentimiento. ¿Podrías decirme que susurrabas al oído?, tengo curiosidad.

-Les recordaba que un día se acaba, pero que muchos otros vendrán, aunque no ahora. Deben esperar. Un trato es un trato.

Sigue revoloteando la Mariposa sobre mi cabeza. Es una sensación tan embriagadora que me pregunto, ¿qué haré cuando termine este día?

Hemos entrado en un bosque increíble. Nunca hubiese imaginado un lugar tan bello. Es como si la madre Naturaleza, hubiese limpiado y embellecido cada hoja, cada tallo. Todas las flores son de una belleza imposible. La luz del sol da de lleno en un arrollo de agua cristalina que baja de entre unas rocas, alegre, cantando una melodía. El agua se esparce en un reflejo de colores, salpicando la hierba fresca de un verde intenso.

Las dos se sientan y comienzan a hablar. Cuando empiezan a reír no pueden parar y así continúan un buen rato.

Desde cierta distancia yo comparto su alegría.

Todo lo que nos rodea es como un cuento de hadas. Los animales corretean sin preocuparse de nosotras.

Continúan caminando y les sigo. No quiero pensar qué haré mañana. Sólo deseo vivir este momento.

Después de horas caminando sobre este paraíso, llegan a un lugar donde acaba el camino. Entonces se detienen, se miran y en sus ojos hay dolor, nostalgia, pero sobre todo amor. Un amor tan grande que lo llena todo, el aire, las plantas y el agua. Todo está impregnado, fundido del mismo sentimiento.

Se abrazan durante largo rato.


AHORA SÍ, -dice la más joven.


SERÉ TUYA TODA LA ETERNIDAD, -expone la mayor.

Después de estas palabras una puerta se abre y la más guapa, la más joven desaparece tras ella. Un resplandor lo ilumina todo.
Cuando se queda sola me atrevo a acercarme a ella. Me mira pero no se extraña de verme.

-¿Estás triste?, -le pregunto.
Y con una mueca responde.

-No, estoy feliz porque ella lo es.

-Y que hago yo ahora, -expongo-. Si no sé quien soy ni donde vivo, sólo sé seguiros en silencio.

Entonces me mira como ausente y responde.

-Puedes venir a vivir conmigo, creo que eres mi conciencia.
María

10 comentarios:

Mary dijo...

Las dos se funden en una...la una necesita de la otra...la felicidad creo que es el regalo de su conciencia...lo sigo diciendo Maria,los personajes de este relato,para mi son EL AMOR ETERNO.

Gracias de corazón por regalarme tanta paz con tus escritos.

Un beso para todos.

Edurne dijo...

Qué hermoso María,el sentimiento mas puro para mí es el vínculo que se crea entre madre e hij@ y no acaba nunca ¿verdad?.

Un abrazo

Aurèlia dijo...

MOLT BONIC MARIA.

Gràcies per posar coses tan boniques

Una abraçada per a tots

Asun dijo...

Aunque las aguas del río sigan su curso.no perderémos la hermosura del río. Como dice Mari. EL AMOR ES ETERNO. UNA ENERGÍA QUE ES LA FUENTE DE TODO Y QUE NO PODEMOS PERDER.SIEMPRE ESTARÁ CON NOSOTROS.
Me ha gustado mucho lo que as escrito. UN ABRAZO, MARÍA.
Saludos para todos.

Olga dijo...

Este relato me parece un maravilloso sueño lleno del más puro amor.

De un brillo celestial y de una esperanza infinita.

¡Precioso!

Gracias María,por compartir con nosotros .

Luis dijo...

Este relato me transporta al paraíso, haciendome concebir alguna esperanza en este mundo.
Gracias María por un regalo tan fantástico.
Luis

Sol dijo...

No creo que exista un amor más puro.
Gracias por compartir con nosotros este sentimiento.
Sol

Elena dijo...

No tengo costumbre de poner comentarios, pero ante no puedo resistirme.
MARAVILLOSO, DIVINO.
Un beso muy fuerte.
Elena

María dijo...

LUCÍA OS DA LAS GRACIAS POR VUESTRAS BONITAS PALABRAS. ES CIERTO QUE ESE AMOR ES EL MÁS PURO DEL MUNDO, EL MÁS DIVINO.
UN ABRAZO PARA TODOS.
María.

Anónimo dijo...

No sabría decir las veces que he leído esta entrada. Las palabras de que se dicen en ella me llegan al corazón.
Sigo siempre este blog. Aunque nunca digo nada espero con impaciencia cada entrada.
Saludos para todos.
Una seguidora.