jueves, 13 de enero de 2011

LAS DESVENTURAS DE LOLA







Querida amiga Ernestina:


Me he alegrado mucho de recibir tu carta. Aunque he estado dudando si contestarte, o esperar tener el ánimo algo más elevado. Para conseguir esto, necesitaría poner mi imaginación en un lugar tan alto como están las nubes, donde el verde de la esperanza pueda asomarse siquiera por algún resquicio.


Empezaré preguntándote como se vive en ese país de los tulipanes.


Tu sabes que soy una persona optimista, pero es que por mucho que quieras poner la mente en cosas agradables, parece una misión imposible.


Recuerdas aquella ilusión que tenían los ciudadanos en la democracia. Pues en estos momentos es una palabra a la que yo no le encuentro el sentido. Pienso que esa figura ha sufrido una grave enfermedad.


Ya sabes que no soy entendida, pero tal como lo veo desde mi ignorancia es más o menos así: Hay un puñado de personas que manejan la economía, que en estos momentos es virtual. En unas pantallas se dice si suben o bajan las acciones. Esto es lo que manda.


Los políticos, viven en un perenne sainete folclórico, que no es más que unos criticarse a otros, pero para solucionar los problemas creo que les falta tiempo. Parece que el interés se centra en otras cosas.


Las grandes compañías se fusionan unas con otras para ser cada vez más grandes, buscan a los mejores abogados que trabajen para ellos, mientras que los usuarios no tenemos ningún tipo de derechos. Nadie nos defiende. Es tan grande la impotencia de los ciudadano, que muchas personas se vuelven locas. Porque es triste que nos manejen de esta manera.


La banca está haciendo verdaderas aberraciones. Por poner un sólo ejemplo: un cliente les deja los pocos ahorros que tiene en un plazo fijo para sacar un dinerillo que siempre va bien. Cuando culmina el plazo, le entrega con suerte el dinero, pero el interés se le comunica que no existe, porque ese dinero ha tenido pérdidas. Así no me extraña que tengan los beneficios que obtienen cada año. Se les está permitiendo hundir al país. Pero que no valla nadie a llamarles ladrones, no, eso se le llama a los que roban un monedero con diez €.


Los sueldos, cada día son más pequeños, porque ante la amenaza de quedarse parado, es razonable que se admita las congelaciones, incluso cobrar menos trabajando más.


Las compañías de telefonía, del gas o de la luz, hacen lo que les da la gana, ante la mirada impotencia de los usuarios que no tienen donde reclamar. A nosotros nadie nos protege. Te ofrecen todo tipo de facilidades para que entres a formar parte de un mundo de bienestar y, antes de una semana después de firmar y pagar ya no tienes derecho a nada.


Sueldos, pensiones, prestaciones van en un apartado: los grandes capitales que se acumulanen en otro, que pronto vuelan con sus alas a un paraíso. Acumulación por un lado y una gran miseria por otro.


Es cierto que hemos entrado solitos en una sociedad de bienestar, de ciertas comodidades. Pero no seré yo quien culpe a las personas por desear vivir bien. Cuando además estoy convencida que esto es posible, si no fuera por esa ambición desmedida de unos pocos.


Yo me pregunto, ¿pensaran que son eternos y podrán disfrutar de sus fechorias para siempre. Morirán como todos, pero habiendo hecho tanto daño, que clamará y les seguirá detrás de sus espectros como una sombra. Como una maldición. Sus recuerdos se pudrirán en el recuerdo de las mentes.


Ya ves que hoy no tengo un buen día. Ya te lo avisé.


La única esperanza tal como yo lo veo, es que nos unamos todos los que en realidad producimos en un país. Que hagamos fuertes a los sindicatos esigiéndoles que trabajen duro, pero que tendrán nuestro respaldo a todos los niveles.


Que nos unamos todos en grandes asociaciones de consumidores para plantar cara a los que están acabando con la sociedad, con los que pretenden, con prisa pero sin pausa que este país retroceda ciento cincuenta años.


Dime si tu puedes divisar un poco de esperanza. También me gustaría que me contases algo alegre.


Un fuerte abrazo de tu amiga.


Lola


16 comentarios:

Olga dijo...

Lola está desolada como mucha gente,pero no hay que caer en la desolación.

¡ÁNIMO LOLA,NO TE CALIENTES,VIVE LA VIDA QUE CON LAS ANDALUZAS NO HAY QUIEN PUEDA!
¡VIVA LA DEMOCRACIA K NO ES LA CULPABLE NI POR ASOMO!

Besitos para todos/as

Mary dijo...

Lola,no hay nada que hacer,el que es ladron,cabron se muere,asi que tu como dice el anuncio..."BIENVENIDO A LA REPUBLICA INDEPENDIENTE DE MI CASA"

Lola,te cuento algo que te haga reir????...mira esto es uno de Lepe que esta buscando trabajo y va por las casas...

- buenos dias estoy en paro ¿tiene algo para reparar?por poco dinero se lo arreglo.

- Pues mire usted,¿cuanto me cobraria por pintarme el porche,la pinturra la pongo yo?

- 100 €

- perfecto,acepto.

Alcabo de unas horas sale el Lepero y le dice,oiga jefe que ya he terminado,como me sovraba pintura le he dado 2 manos de pintura al techo,ya he limpiado las brochas y en 5 minutos me voy.

-Muy bien hombre,tenga los 100@.

-Gracias,y porcierto, es un toyota no es un porche....jajajajajajajaaj

jajajajaj es buenisimoooooooo Lola.

Un besazo y hazme un favor,SONRIE ¡!

Asun dijo...

Estoy con Lola. La cosa es más preocupante de lo que ha sido nunca en el trascurso de muchos años.
Es cierto que tenemos que tomárnoslo en serio, unirnos todos, apoyar a los sindicatos (aunque sin quitarles ojo) exigiéndoles que estén en su papel de defendernos que para eso están. Echar de los cargos públicos a cualquiera que sea sospechoso de cualquier tipo de corrupción, si se demuestra; y exigir de la justicia que devuelvan todo lo que no sea suyo y que paguen sin irse de rositas.
Si nosotros, los perjudicados, el pueblo, no lo hacemos, nadie lo va ha hacer por nosotros. !NO MÁS POLÍTICOS CORRUPTOS Y MENTIROSOS¡ ABRAZOS PARA TODOS.

María dijo...

Yo llevo toda mi vida presumiendo de optimista. Pero no podemos negar que lo que cuenta Lola a su amiga no es más que una realidad. Sólo cerrando los ojos y los oídos, evitaremos ver las familias que están en una situación lamentable. Sabemos ciertamente, que los ciudadanois de a pie no tenemos donde recurrir mientras se cometen injusticis hacia nosotros . Tampoco podemos negar que los derechos de los ciudadanos vuelan y nos quedamos en situaciones lantables.
Creo que todas teneis razón. La democrecia no es culpable de nada. Como siempre somos los seres humanos: unos porque no tienen escrúpulos, y los otros, porque no estamos cumpliendo con la obligación de defender con uñas y dientes el futuro de nuestros hijos y nietos.
Me hace gracia por cierto que la gente se desgarre las vestiduras por defender su derecho a fumar, pero que nadie defienda los derechos que hemos conseguido a fuerza de luchas es tristemente lamentable

Es curios que las redes sociales en internet, en cinco minutos movilicen al pais. A veces para cosas absurdas, eso por no decir algo peor. ¿Que ocurre?, que no sabemos ya defender nuestros derechos.
Me gustaría mucho conocer opiniones. También me gustaría que alguién me hiciera cambiar de opinión. Lo estoy deseanso.
Un abrazo para todos
María

Sol dijo...

Es verdad que las cosas están bastante mal para los trabajadores. Nos obligan a trabajar más por menos dinero.
A mi me gustaría que pudieramos hacer algo.
Un abrazo.
Sol

Mary dijo...

Maria,el hecho de que mi comentario sea un chiste no es porque eche la vista a otro lado,esque estoy arta muy arta de como tu dices que la gente se rasgue las vestiduras quejandose y echando la culpa de todo a la crisis,al gobierno ,cuando todo estaba bien quizas no echemos cuenta a las posibles vacas flacas y ahora con la ayuda de los impuestos,nuevas leyes,subidas de recibos toda la gente incompetente que tenemos encima etc..etc... las unicas conversaciones que se escuchan son de este tema y no nos damos cuenta que nos estamos pudriendo por dentro para nada,porque el ciudadano de apie NO PUEDE HACER NADA,SI NOS REVELAMOS SIEMPRE SALDREMOS PERDIENDO,Y POR ESE MOTIVO NO ARRIESGAMOS LO POCO QUE TENEMOS,AGACHAMOS LA CABEZA Y PALANTE COMO SEA....O LO TOMAMOS CON OPTIMISMO O NOS TERMINAN DE PODRIR....Sabes que yo soy fumadora,sabes cual es la parte positiva que yo he sacado de la nueva ley????...te parecera una tonteria,pero es invierno y cuando antes a las 7 de la tarde no habia nadie en la calle,ahora estan todos los bares con terraza con la gente tomando un cafe y fumandose un cigarrito en tertulia,el invierno se ve más animado.

Esa es mi opinión,un besazo para todos.

Olga dijo...

Mary,me he reido muxo con el chiste muy bueno.

María, no dejes que ningún ca... te amargue la vida,nunca pierdas esa capacidad que tienes para superar las dificultades.

Un besazo muy muy grande para todos/as.
Olga.

Asun dijo...

!hola a todos¡ Me conoces, María, sabes que no soy fumadora ni partidaria del tabaco. Respeto, eso sí, a quien quiera fumar en el ambito de lo privado y sin perjudicar a a los demás. Pero te doy la razon, lo del tabaco en este momento, es una "cortina de humo" para crear polémica y distraer al personal de la gravedad de los problemas que tenemos encima. La cosa es realmente muy grave, tu sabes que no soy una persona pesimista, ni el alarmismo es algo que me guste. Mas nos valdría usar las redes para ponernos de acuerdo en cosas, que como bien dices, son el futuro de nuetro hijos, nietos y el mañana cercano de nuestro pan de cada día. es así de serio.
deseo de corazon, quivocarme en lo que pienso de este tema.
¡UN ABRAZO A TODOS!

Anónimo dijo...

Siempre miro este blog aunque nunca digo nada.
Hoy os contaré algo que me ha pasado recientemente: Llamé a la compañía del gas para que me instalaran la calefacción. Cuando estuvo montada resulta de que no funcionaba. Vino el técnico y me dijo que tenía que pedir una pieza. Me quedé sin agua caliente, ya que me habían quitado el termo de luz.
Cuando por fin llego la pieza pusimos en marcha la calefacción. En pocos días el contador del gas había marcado más o menos lo que gastan algunas familias en calefacción durante dos meses.
Llamé por teléfono a la compañía del gas. La respuesta fue que si venían a mirarme la caldera perdería la garantía. Esto despues de llamar a no se ya cuantos 902. En la empresa de la caldera, por que todo va aparte me dijeron, que si venía el técnico y estaba bien me cobrarían una factura. En la empresa de los montadores, que no era cosa suya. Mientras el contador corría como loco.
No creais que estoy exagerando. Es mucho más de lo que os cuento.
Sabeis que es lo peor. Que cuando llamas te tratan mal. Y claro, tu piensas que van a venir, te van decir que está bien para cobrarte la factura y te van a dejar la avería. ¿Qué podemos hacer?, nos tratan como a vasura, nos roban y además estamos indefensos, nadie nos defiende. Qué triste tener que daros la razón a vuestros comentarios.
Anónimo

Luis dijo...

La reacción que ha despertado la carta de Lola a su amiga, es la prueba del descontento que reina en toda la sociedad. Creo que es bueno el debate. ¿Qué podemos hacer?, en el fondo y aunque parezca que nada podemos, creo que tenemos que alzar nuestra voz. No quedarnos callados. Todo aquello que se os ocurra creo que será interesante.
Saludos.
Luis

Anónimo dijo...

Me pusierón una gran multa,y me quitaron 4 puntos por una ifracción que no he cometido. el ayuntamiento no me ha escuchado. Tráfico tampoco. tengo las pruebas que demuestran que es un error, e incluso un mapa de internet que demuestra que el lugar dónde cometí la infracción nisiquiera existene Barberá. Un gabinete de abogados dedicado al recurso de multas, trás mirarlo muy bién, me dijo que desistiera porque tendría que pagar un procurador, me costaría una pasta, no conseguiría nada más que aumentar mis perdidas y mi cabreo ya que los jueces suelen fallar a favor de la administración con bastante frecuencia y no reparan en los detalles de este tipo.
¿Osparece que esto es democracia? ¿Qué os parece lo bien que funciona la justicia? UN SALUDO A TODOS.

María dijo...

No se puede decir que hay indiferencia y que pasamos de todo. La prueba es, cómo los seguidores del blog que nunca dicen nada, se han apresurado a aportar su granito de arena. No es que la gente no queramos mover un dedo, es que no sabemos como hacerlo.
El problema es ciertamente muy complejo. Pero , yo que creo en la democracia y en la participación ciudadana, pienso que tenemos una responsabilidad importante.
Me parece muy triste escuchar a las personas que dicen: que como todos son iguales ya no botarán a ninguno. A partir de ese momento, creo que ya han perdido todos los derechos de ciudadano, y nisiquiera se les debería otorgar el derecho a la crítica; que debería siempre ser constructiva y nunca insultante.
Me gustó el chiste Mary, y en ningún momento pensé que miraras para otro lado.
Mi conclusión es que estamos deseando hacer cualquier cosa por mejorar esta sociedad nuestra. Sé que somos pequeñas hormiguitas; Pero reflexionemos en todo lo que consiguen ellas. Cualquier cosa que podamos hacer por pequeña que sea será importante.
Me gustaría ir un paso adelante en este vustro blog. ¿Teneis conocimiento del funcionamiento de alguna asociación de consumidores que valga la pena asociarse?
¿Sabe alguno de vosotros algo que pueda aportar un poco de esperanza, al menos en nuestra participación? Estoy convencida que podríamos hacer mucho si estuviesemos unidos. Me gustaría que fuesemos hormigas trabajadoras y bien entrenadas.
Un beso para todos.
María

Anónimo dijo...

Amigos de este blog: Podríais decirme que tal funciona la empresa de Unión Fenosa: si teneis noticias buenas o malas, por favor decirme algo.
Un saludo.
A. G

Asun dijo...

¡Hola María! hola a todos,me siento tentada a seguir con el tema, no se si hago bien.
Pienso que lo justo es que el pueblo haga uso del poder que le corresponde. en una verdadera democracia, el poder lo ostenta el pueblo. cuando un gobierno le falla, o lo engaña, el pueblo lo apea del puesto al cual el mismo lo encumbró. Así funciona en Francia, Alemania y otros a los que las cosas les van mejor que nosotros. Pero es de vital importancia el votar porque si no lo hacemos -como tu has dicho- no tenemos derecho a reclamar.
Hagamos un analixis de la situación: nos dicen que todo es culpa de la crisis, pero quien la está sufriendo, porque a ellos les va divinamente. Ellos y los suyos viven cada vez mejor, y el pueblo cada vez más pobre.
¿De verdad son el gobierno del pueblo, o nos engañan como a tontos
para provecho suyo?.
Hay que votar, lo que sea pero votar, y -ojo- los que lleguen al poder, tienen que saber que da igual el color que se pinten por que si nos engañan los echaremos y además les exigiremos responsabilidades del tipo que fuere menester. Así y solo así los que lleguen arriba, intentarán cumplir con su deber.
Que no nos engañen el poder es del pueblo y el pueblo tiene el derecho y la capacidad de ejercitarlo
LA ABSTENCIÓN SOLO LES FAVORECE A ELLOS. Hay QUE VOTAR. HAGAMOSLO.
UN ABRAZO. Asun.

María dijo...

Yo creo que haces bien Asun. Me gusta además eso que dices que el poder lo obstenta el pueblo. Me encanta. Siendo muchos debería ser así, pero creo que no sabemos como hacerlo. Me gustaría poder tener un sueño y que se hiciera realidad, escribir un cuento y que se hiciera posible. Que la paz llegara a todos y cada uno de los rincones de esta bonita tierra que es la nuestra.
Soñemos algo hermoso, a lo mejor se hace realidad.
Besos.
María

Asun dijo...

Soñemos.Según he leído, para crear algo el ser humano, primero tiene que imaginarlo,soñarlo, de alguna manera darle forma en su imaginación. Sólo entonces puede pasar a la acción y hacerlo una realidad. La humanidad soñó un día con ir a la luna y un tiempo corto después al parecer, logró hacerlo realidad. Otros proyectos que parecían imposibles también se han logrado.MIREMOS SIN MÁS ESTE MEDIO EN EL QUE NOS COMUNICAMOS AHORA...