jueves, 15 de septiembre de 2011

CARTAS DE LOLA

es123.es




Querida Ernestina, como bien dices en tu carta te tengo algo abandonada de noticias. Pero también es cierto que pienso en ti y te deseo lo mejor.




Te pondré un poco al corriente de lo que acontece en nuestro país. Yo trabajo mucho aunque gano poco. Ahora muchos ganamos poco y bastantes ganan demasiado. Yo siempre he creído que en el equilibrio está el buen hacer, pero parece que no todos piensan igual.




Empezaré con el tema de los indignados; ya recordarás aquella revuelta que surgió de pronto y parecía imparable; descontentos de un sistema que no le gusta al pueblo, que no es aquel por el que lucho la gente para conseguir derechos y libertades. Bueno, las plazas y aquellos lugares donde se concentraban ya se han desalojado. Pero si bien es verdad que ya no se ven tanto, no dejan de hacer asambleas en diversos lugares y siguen trabajando para hacer escuchar su voz. El otro día en esta localidad cortaron la carretera. Están conectados con los diferentes grupos de otras localidades. Es cierto que no tienen todo el apoyo del resto de ciudadanos, pero eso ha sido siempre así: unos no tienen tiempo y otros pasan de molestarse. Pero ellos hacen todo lo posible porque su voz no sea un soplo de viento que se pierde en el desierto. Ellos luchan pacificamente por una sociedad más justa, porque las desigualdades no sigan aumentando. Su voz suena pacifica, haciendo ver los abusos que se cometen. Las restricciones afectan a todos los ciudadanos. Pero creo, que lo que de verdad le molesta a la ciudadanía, es ver que los privilegios de algunos son tan desmedidos que son inaceptables, mientras que las familias con edad y ganas de trabajar se ven rozando la miseria, si no están metidos hasta el cuello. La gente mira con preocupación el camino que recorren unos y otros para conservar esos privilegios, porque ahora hay unos y después vienen otros. Y ¡viva la Pepa!




Y ahora algo más alegre, que ya está bien de abrumarte con los problemas de este país.




En Agosto he hecho unas mini vacaciones a Sevilla, concretamente a un pueblo de la sierra llamado Montellano. Recordarás a Tomás, aquel chico tan guapo que presento el libro "LA MÁCULA PÚRPURA", él mismo organiza cada año un encuentro literario internacional, donde se reunen los amantes de la literatura. Llegó gente de lugares diferentes, otros enviaron sus relatos o poemas y los organizadores le pusieron voz. Fue un acto entrañable. Aunque si te digo la verdad, el acto merecía tener tanto público que no hubiese cabido en toda la sala. Pero ya se sabe que a todo el mundo no le gustan las mismas cosas. A unos les gusta leer para recorrer el mundo con la imaginación. Mientras que a otros lo que de verdad les enamora, es informarse a través de esos programas de televisión, en los que se coronan a princesas, se sacan los trapos sucios de unos y otros y gritan como posesos. Pero sus seguidores les siguen hasta al infierno. Pero mira, todos los gustos son iguales de respetables. En fin, para eso es para lo que nos sirve la libertad, para embaucar a la gente con la peor basura.




En Montellano he conocido a personas encantadoras. A algunos les conocía ya, gracias al encuentro que tuvimos como recordarás, pero no a otros que son una delicia y me he divertido con ellos un montón. He conocido a Asun de San Sebastian, que siempre participa en el blog de Tomás. Un encanto de mujer. Este blog tiene una cantidad de seguidores, embobados con las historias que él es capaz de inventar.




También he conocido a un chico que se llama Javi, que en cuanto abre la boca, ya no puedes parar de reír. Es una persona fantástica y acoge a todos los que llegamos con los brazos abiertos. Se nota que tiene un corazón de oro y además es muy guapo, con unos rizos tipo Bisbal que son una preciosidad.




También conocí a una chica llamada Fátima, que es el espíritu de la simpatía: es una verdadera experta en jardinería, y su conversación es tan amena y divertida que nunca te cansas de hablar con ella.




María, es como una enciclopedia en cuestiones de Semana Santa, hermandades, pasos de procesiones y todo ese mundo. No te imaginas la de cosas que aprendes en rato con ella.




El hotel es entrañable. Tomás además de escribir sus novelas, de trabajar en el blog y todo eso, también dirige el hotel con su mujer Marivi, que aunque ella no se deje ver, estoy segura que pone su impronta en cada cosa. El pequeño Álvaro, su hijo es un cielo que te lo llevarías a casa.




Los padres de Marivi son una pareja encantadora de verdad. Luego estaba Anasun y su familia con los que también compartimos aquellos días.




Los poetas y escritores que llegaron el día del encuentro.




La pareja de Manuel y Toñy que hicieron el montaje y son la mar de simpáticos. Pipo, M. Ángeles y su hija que son entrañables. La que no podía faltar es la que creo que es la secretaria de Tomás, la que organiza cualquier evento con pericia. Ella no para, no sé de donde saca tanta energía: se llama Mari, seguro que te acuerdas de ella. Estaba pasando unos días con su marido Juan, y sus hijos Daniel y Mario que son un cielo.




Lo he pasado la mar de bien. Ya sabes que estas cosas me gustan barbaridad.




Un abrazo de tu amiga.




Lola






7 comentarios:

Mary dijo...

Puffffff como echaba de menos las cartas de Lola,me parece una persona tan entrañable,Lola, yo también he pasado unas vacaciones inolvidables y lo mejor a sido poder compartirlas con grandes personas que forman parte importante en mi vida,es decir con mis amigos...espero que tu no pierdas el contacto con ellos porque te aseguro que la distancia no es nada si vale la pena.

Hasta pronto Lola,

Un beso para todos¡!

melek dijo...

Me encanta tú carta, fueron momentos entrañables, donde nos sentimos arropados por todos, se hizo una buena piña.Ha sido mágico poder reunir casi a todos juntos en un lugar tan emblematicos.Lo que dice Mari es verdad intentemos entre todos que esa amistad que hemos formados entre todos no desaparezca nunca.Maria me encanta el diseño de tú pagina es mucho más alegre que el que habia antes.
Un achuchon enorme

Maria Naranjo dijo...

Me alegro que vuestras vacaciones fueran estupendas y también las de Lola. En el fondo para pasarlo bien no hay que ir al otro lado del mundo. Lo que de verdad importa es ir sumando cosas agradables en nuestra vida. El afecto de la gente es muy importante.
Un abrazo para las dos. Y para todos.
María

salmorelli dijo...

Un verdadero placer que dediques esta carta a Lola, porque se lo entrañable que es vuestro "carteo". Para mí si que resultó un lujo el tenerte alojada en la Posada y poder presentar un libro como la "Fabrica", que tantas satifacciones te traerá. Gracias, María.

Sol dijo...

Me encantan las cartas de Lola. Ella siempre nos cuenta cosas interesantes, o graciosas, porque lo que nunca le falta es un esquisito sentido del humor.
Abrazos para todos.
Sol.

Luis dijo...

Esta Lola siempre siempre nos dice que no entiende, pero vaya cabeza que tiene.
Luis

asun aguilera dijo...

Me alegro de poder leer las cartas de Lola de nuevo.Sus cartas nos hacen reflexionar sobre las cosas que ocurren en entorno nuestro y eso siempre es interesante y positivo.

¡Un abrazo para Lola y para todos!