sábado, 30 de enero de 2010

LA ODISEA DE TELEENDESA.COM...10

es.123f.com








PARECE QUE LOLA NOS HA TOMADO CARIÑO.




YA SABES LOLA QUE SIEMPRE TE ESPERAMOS.




Creo que el último día os decía, que me fui a la oficina de atención al ciudadano. Mi capeta a rebosar. Se amontanaban papeles en ella como si fuese de la ministra de trabajo: los recibos repetidos, donde me decían repetidamente que pagara la factura famosa que ya conocéis, también las reclamaciones escritas por mi parte, que no repetiré, porque si lo hiciera, seguro que cansaría hasta las piedras.




Con la documentación aportada, la persona responsable hizo una nueva reclamación en mi nombre.




Aquel día cuando llego a casa, apenas pasado un cuarto de hora llaman a la puerta.




-Buenos días. -Me dice un chico que carga con una escalera al hombro.




-¿Que quiere?, - pregunto.




-Tengo la orden de cortarle la luz, bueno en realidad, lo que debo hacer es llevarme el contador.




-Alo mejor estás confundido y no es esta la dirección.




El joven me enseña el papel y es correcta, me quieren cortar el suministro. Yo casi me estoy acostumbrando, a todo lo que concierne a esta empresa, que a mi me parece todo una comedia subrrealista, donde no sé si son ciegos, sordos o listillos, pero algo raro son.




Como tenía la carpeta todavía sin guardar, la abro y comienzo a sacar papeles ante el empleado. Este me mira casi con cara de susto, porque aquello, parecía la documentación de un juicio bajo secreto de sumario, y en aquel preciso momento se acabase de levantar el secreto. Cuando ve los justificantes del banco que acreditan que estoy pagando la deuda que no debería de pagar, se marcha con su escalera y su orden a otra parte. Yo quedo pensando.




A otra cosa mariposa.




No se que pasará ahora, yo me he presentado en la oficina. La verdad es que ellos hacen lo que pueden. Según parece tampoco a ellos les hacen caso, ni al defensor de los consumidores. Vaya pandilla de trogloditas que tenemos en este país, que al parecer tienen carta blanca para cometer todo tipo de tropelías. Mientras esperaba mi turno de ser atendida en la oficina, he podido descubrir, que ahora se llama: el valle de las lamentaciones, porque de las reclamaciones nadie hace caso.








Otra cosa quería compartir con vosotros. No tengo mucha costumbre de ver las noticias, pero es inevitable estar al día de las cosas que ocurren en tu país.




he escuchado que las jubilaciones se van a retrasar dos años de momento. He mirado el calendario, por si era uno de aquellos días que se dedican a gastar bromas. pero no he visto nada que lo confirme.




Pues no lo entiendo. Si ahora nadie puede jubilarse a los 65 años porque le echan a la calle antes de los 60. Los empresarios se quitan de encima a todos los que se aproximan a las edades citadas. Yo soy joven todavía, pero me cuesta encontrar trabajo. Apenas consigo unos contratos basura y vuelta a engrosar la lista de parados. No entiendo como vamos a jubilarnos más tarde cuando ni ni siquiera podemos trabajar.




Yo me pregunto, es posible que no se le ocurra a los responsables unas ideas más buenas y más efectivas. Yo no soy entendida, pero si todos se pusieran manos a la obra para hacer bien las cosas, olvidando de una puñetera vez el sillón, que es lo que yo creo que hacen, seguro que ya estábamos como en otros países saliendo de la crisis.








HASTA QUE TU QUIERAS LOLA.




María

1 comentario:

Draco dijo...

Estoy imaginando la carita de ese muchacho con su escalera...pero lo que no os podeis imaginar es la mia con lo de la jubilación,ESO ES PÁ CAGARSE (con perdón)PÁ CAGARSE!!!!

Un besazo Lola,si ves a Maria dile que no se nada de Aurora,la chica del baile¿te acuerdas?.

hasta pronto.