jueves, 12 de marzo de 2015

FELIZ CUMPLEAÑOS LAURA



La más bella

Me siento en el sillón y cierro los ojos, respiro profundamente y me dejo llevar. No me pesa el cuerpo y estoy ligera. No tarda en llegar una luz azulada llena de fuerza, luego llega una blanca y ésta me envuelve, me disuelvo y pronto advierto que me he transportado.

Una esplendida luz me rodea iluminándolo todo. Es un recinto, pero, a su vez es tan transparente que puedo ver un cielo estrellado, casi podría tocar una estrella. 
Hay gente que espera, ¿pero qué espera? No lo sé y no me atrevo a preguntar. Mi cuerpo es ágil como una pluma y me siento en paz: la vida es hermosa. Experimento una sensación grata e inexplicable, como si cabalgara a lomos de la libertad.
Salgo a la calle y camino entre la gente. Mis ojos no pueden abarcar tanta belleza, mis pulmones se sorprenden de respirar un oxigeno tan puro: estoy en el paraíso.
A ambos lados, se alinean robustos y esplendidos árboles con sus copas mirando al cielo.   
Los jardines visten sus mejores galas, sus más esplendidos colores. Sigo caminando, conozco este lugar, esta calle, este aroma a plantas que se impregna en mis poros, lo he visto antes y ha sido algo maravilloso: me siento feliz. La vida está pensada para eso, para compartir ese sentimiento. No importa a qué distancia ni con qué persona. Todo eso creo que es el amor y me siento bañada. Una suave brisa me acaricia. Veo a dos gatos jugueteando y me detengo un instante. También les reconozco. La grata sensación sigue dentro de mí. El espacio infinito ahora está más cerca, la cara de la luna sonríe y las estrellas bailan una danza. ¿Será una lluvia de estrellas?
Me siento parte de todo lo creado, de esa inmensidad que Dios nos regaló un día y no siempre supimos apreciar.
Sigo calle adelante y sin saber por qué me detengo ante una puerta, ni tengo que llamar, porque la puerta se abre en cuanto me acerco.
La miro: sus ojos color de miel me sonríen.
¡Felicidades Laura!, nos fundimos en un abrazo eterno.
María

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un beso muy grande para Laura

Quintana dijo...

Sólo el AMOR inmarcesible mantiene a los seres unidos para siempre en la inmensidad del Universo.
Gracias, LAURA, porque tu sonrisa y tu Luz permanentes sigan inspirando la fortaleza de tu madre.
Y gracias, también a ti, MARÍA,por esas bellas palabras nacidas del corazón.Un besazo.
Quintana