sábado, 16 de enero de 2010

LA FÁBRICA......LIBRO INÉDITO,

 images/309182_0.gil

-Aurora ¿tú crees que yo encontraré un novio guapo?, por lo menos que no sea muy feo, que sea cariñoso y a poder ser un poco más fino que yo, vaya algo más instruido, ¿se dice así? Tu crees de verdad que encontraré a uno más o menos como te estoy diciendo.

A mí la risa no me dejaba responder, aunque ella seguía mirándome muy seria.

-No te rías que estoy hablando en serio.

Antes de separarnos preguntó Lorenza con mirada escrutadora.

No estarás pensando en una cita con el guaperas ¿verdad? -Hay Virgencita mía, que esta se está enamorando como una tonta y con ese fresco estamos perdidas.
Los turnos me parecían largos como no lo habían sido nunca y las semanas se me antojaban eternas en el deseo de verle de nuevo, porque sólo podíamos estar juntos el domingo. A veces me ahogaba la impaciencia, atrapada en aquel ambiente húmedo y sentía ganas de echar a correr. Quería empujarle al tiempo para que fuese corto como un suspiro.

Era una cometa uno de aquellos días cuando tanto sopla el viento, que si te agarras con fuerza abrazada a la cuerda subes al cielo. El corazón me latía más de prisa y con más fuerza. Los colores cambiaban el tono por otros más vivos. El aire se acomodaba a mís deseos, sumiso. El sol me guiñaba un ojo y sin saber de donde provenía, de pronto escuchaba una música que me trasportaba y me dejaba atontada como decía mi amiga Lorenza que me conocía muy bien.
Cuando llegué a la taquilla lo descubrí esperándome, con su pelo castaño dorado, con sus ojos rabisamente verdes y una sonrisa que me hacía pensar que era él el hombre de mi vida.
Entramos al baile y danzamos muy juntos toda la tarde. Mientras susurraba a mi oído palabras mágicas, yo pensaba que el mundo era más luminoso de lo que yo había creído.
María

2 comentarios:

Draco dijo...

Hay mi Dios!!!!!!! ¿me dejas asi?,¿los piensas dejar danzando diciendose cosas bonitas,hasta que vuelvas a publicar?...bueno,tendre que esperar.

Este fin de semana me estas haciedo un areina,una entrada cada dia,que WAYYYYYYY !!!!!!!

GRACIAS

UN BESAZO.

Anónimo dijo...

Cuando Alicia puso este libro en mis manos poco antes de asistir la presentación del mismo, sentí una mezcla de curiosidad y admiración… Cualquiera que dedique su tiempo a crear, comoquiera que conciba la creación, merece todo mi respeto, y si crea mediante la escritura le tengo además una pequeña dosis de envidia… frustraciones personales.
Dicho esto, leyendo “La Fábrica” me he teletransportado a una época, la época de la juventud de mis padres, y a una realidad, la del textil en el Vallés, que desconocía por completo… Es asombroso cómo consigue María transportarme a esa otra época, y a otra forma de pensar, y a la vez sentir la historia tan cercana como si la estuviese viviendo hoy con las palabras como única herramienta. Espero con impaciencia leer la próxima.
Alex